Luis Cuevas, jefe de Operación Social del Hogar de Cristo Biobío, fue el invitado que cerró la primera temporada del programa online de INFOCAP.

Cuatro meses y 19 invitados tuvo la primera temporada de #DerechoaReunión, el programa online de Infocap, conducido por el director de INFOCAP Biobío, Simón Acuña, y que el martes 27 de agosto cerró con Luis Cuevas, jefe de Operación Social del Hogar de Cristo, reflexionando sobre pobreza y exclusión.

La conversación comenzó con Luis Cuevas explicando los procesos que viviendo a nivel regional una parte importante de las personas en situación de vulnerabilidad. “El gran fenómeno que se dio entre marzo y junio es que no necesariamente las personas mas vulnerables de nuestros territorios estaban accediendo a los beneficios que el Estado consagra para ellos”.

La explicación que el jefe de Operación Social del Hogar de Cristo dio para ello fue la brecha digital que distanció a mujeres y hombres de sus derechos sociales. “Segundo porque los equipos municipales hacen grandes esfuerzos por desplegarse, pero la pandemia los hace realizarlo con cierto cuidado. Y tercero, en la provincia de Arauco por ejemplo, hasta hace poco tiempo la movilización y el transporte estaban interrumpidos y eso dificultaba que las personas pudieran movilizarse a abastecerse o a acceder a las oficinas del aparato estatal”.

EL ROSTRO DE LA POBREZA

La conversación continuó con Luis Cuevas y Simón Acuña analizando algunos datos de la Encuesta Casen 2017, que muestran avances en cuanto a reducir la pobreza, pero una situación muy desfavorable para mujeres, niños, migrantes y pueblos originarios.

“Chile es tremendamente exitoso. En los años 90 más del 45% de la población vivía en situación de pobreza, absoluta, pobreza económica. Y a 2017, es el 12%. Incluso en algún momento se llegó a hablar de 10% en pobreza absoluta. Pero de ese porcentaje, hay un 7% que a pesar de todos los esfuerzos del Estado, no logró salir de esa situación”, explicó el titular del Hogar de Cristo.

En esa línea Cuevas agregó que, en Chile, y en particular en la región del Biobío, es necesario trabajar focalizadamente en algunos grupos. “Con mujeres, con infancia, con nuestros hermanos que vienen de otros países; y saldar la deuda que tenemos con los pueblos originarios”.

El director de Infocap Biobío, Simón Acuña, agregó que en Biobío las mujeres que no tienen ingresos propios superan las 156 mil. “También vemos que existen 140 mil mujeres que son víctimas de violencia intrafamiliar, que hay varios miles de adultos mayores que bajo la línea de la pobreza y que hay casi medio millón de personas mayores de 18 años que no tienen enseñanza media completa”.

Finalmente, Luis Cuevas explicó la importancia de ir construyendo las políticas públicas que solucionen estas desigualdades, pero escuchando a las personas. “Hay una disociación entre lo que mira la institución que gobierna o qué representa a la localidad, versus lo que pasa en los territorios, porque no hay diálogo. Lo que se vivió después de los movimientos sociales de octubre, cuando las personas se autoconvocaban y generaban cabild2os y reuniones y discutían, es un músculo que es necesario fortalecer. Hay que perderle miedo a lo que pueda salir de los diálogos y las conversaciones y construir desde ahí.

Revisa el capítulo completo en el siguiente video: